Novedades de la norma ISO 14001:2015. La gestión ambiental como cuestión estratégica

El pasado 15 de septiembre la Organización Internacional de Normalización (ISO) ha publicado la nueva versión de la norma internacional UNE EN-ISO 14001:2015 Sistemas de gestión ambiental. Requisitos con orientación para su uso, la referencia mundial para la gestión ambiental, después del trabajo realizado durante 3 años por 121 expertos de 88 países.

Esta tercera versión de la norma pretende ajustarse mejor a la realidad a la que deben hacer frente más de 300.000 organizaciones en todo el mundo encontrando en ella una potente herramienta que les ayuda a sistematizar su gestión ambiental, así como su integración en los demás Sistemas de Gestión y hacerla más accesible para todo tipo de organizaciones, especialmente del sector servicios.

Las principales novedades de la nueva versión de la norma se resumen en cinco cuestiones clave:

Mayor compromiso y presencia de la alta dirección. La norma considera el liderazgo como pieza fundamental para el buen funcionamiento del sistema de gestión ambiental donde la alta dirección puede delegar responsabilidades sobre acciones concretas aunque deberá conservar la responsabilidad y obligación de rendir cuentas para asegurarse de que las acciones se llevan a cabo.

Mayor presencia en la estrategia empresarial integrando los requisitos del sistema de gestión ambiental en los procesos de negocio. Además, se introduce un capítulo nuevo con la intención de identificar y hacer uso de las oportunidades para beneficiar tanto a la organización como al medio ambiente. De esta forma se espera que las organizaciones tengan una comprensión general de las necesidades y expectativas de las partes interesadas, tanto internas como externas.

Mayor protección del medio ambiente: se produce un cambio de visión en lo que se refiere a la importancia que se otorga al concepto de la mejora continua, ya que no sólo se busca la mejora del sistema de gestión sino también la mejora del desempeño am¬biental de la organización.

Enfoque al ciclo de vida a la hora de identificar los aspectos ambientales de una organización determinando aquellos relativos a sus actividades, productos y servicios así como considerar aquellos sobre los que pueda influir. La norma no pide un análisis de ciclo de vida detallado, pero sí que las organizaciones reflexionen “cuidadosamente” sobre las etapas del ciclo de vida que puedan estar bajo su control o influencia.

Comunicación más efectiva pidiendo a las organizaciones que establezcan políticas de comunicación que incluyan tanto comunicación interna como externa y que esta debe ser transparente veraz, fiable y comprensible para las partes interesadas.

Finalmente, comentar que antes de septiembre de 2018 las organizaciones certificadas según UNE-EN ISO 14001 deberán haber adaptado sus sistemas de gestión a los nuevos requisitos de la norma.

 

Ir arriba